¿Te suena a película?

¿Por qué ese nombre que suena a película? Porque nos entusiasman las serendipias tanto como Madrid. En la lengua de Cervantes una serendipia es un “hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”; pero en la de Shakespeare van más allá y añaden “in a happy or beneficial way”, es decir, con un desenlace feliz o beneficioso. Eso queremos, ser su lugar de referencia al que acudir y que quedes tan satisfecho que quieras volver.

 

¡Soy Idoia, encantada de verte por aquí! El proyecto nace de una inquietud personal de involucrarme en un proyecto de economía social. Cuando crucé la línea de los 30 hice un alto en el camino para replantearme mi futuro. Tras vivir y trabajar en siete países, me di cuenta de que no hace falta alejarse de nuestras fronteras para ayudar y decidí volver a casa.

Quería implicarme en el proceso de principio a fin, dedicarle todo mi tiempo y profesionalizar lo que me sale de forma natural: conectar a quien tiene una necesidad con alguien que se la pueda resolver. ¿Y si, además, ese alguien son proveedores locales y colectivos en riesgo de exclusión social? ¡Cerramos el círculo! Me rodeé de un grupo de profesionales que comparten mi ilusión y aquí estamos, ¡a tu disposición para facilitarte la vida!

En mis ratos libres, que desde que me he embarcado en esta aventura no son muchos, procuro practicar mis deportes favoritos (fútbol, bici, patinaje, senderismo, natación y esquí), devoro libros, hago pequeñas escapadas, sigo aprendiendo LSE (Lengua de Signos Española) y colaborando tanto con ONG que ayudan a países en vías de desarrollo (Sonrisas de Bombay, Fundación Vicente Ferrer e Intermón Oxfam), como con organizaciones que promocionan el deporte (COE, RFEA y la Fundación También).

¿Quieres formar parte de mi proyecto o que forme parte del tuyo? Ando también por las redes, me encontrarás en LinkedInTwitter. Ponte en contacto conmigo y te responderé lo antes posible. ¡Gracias!